Simple perú

Calle el Boulevard 141

oficina 1006

Santiago de Surco

by Simple Perú

La transformación digital y su impacto en el marketing.

14/08/2020

La “transformación digital” sigue siendo para muchos un tema nebuloso, sin embargo, sus efectos reales son más fáciles de entender, ya que, aunque es algo con lo que vivimos hace muchos años, va tomando más fuerza y se hace más evidente día a día. Por ejemplo, en las empresas, la transformación digital se suele enfocar en cómo la tecnología digital se aplica e integra a las tareas laborales diarias de un colaborador o en un sentido más amplio, en las operaciones de un área funcional o de toda la empresa y todos sus procesos. A nivel personal, la transformación digital podría ser algo tan eficiente como los registros de salud digitales. La migración de esta información a registros digitales haría que estos datos sean más accesibles, más rápidos de procesar y ayudaría a que los profesionales de la salud puedan tomar decisiones mejor informadas.

 

En cuanto al marketing, la transformación digital permite que las empresas puedan intervenir en todo el proceso comercial y de marketing, desde la generación de oportunidades con clientes potenciales, el seguimiento durante su viaje en búsqueda del producto ideal, hasta lograr convertirlo en un cliente luego de realizar la compra. Antes del marketing digital, una empresa solo podía ejecutar ciertas acciones para luego esperar y ver los resultados, y la única forma de intervenir a favor de lograr una venta, era tener un vendedor informado presente para interactuar con un cliente potencial directamente. Gracias a la transformación digital, ahora el marketing puede intervenir de manera interactiva en todo el proceso, además de enriquecer la experiencia durante el viaje del cliente potencial y recabar más y mejor información para su análisis. Hacer un seguimiento de la compra de un cliente y luego sugerir productos similares, o enviar alertas cuando se están por acabar los artículos consumibles en el hogar son otros ejemplos.

 

Otra forma en que la transformación digital ha cambiado la forma en que funciona el marketing, es que ahora se puede personalizar el contenido para clientes individuales gracias a la combinación de métricas e interactividad ahora es posible rastrear las acciones y el comportamiento de los consumidores a nivel individual y luego tomar esos datos para brindar una respuesta de marketing personalizada. Con las métricas de redes sociales como Facebook, es posible rastrear los intereses de los clientes individuales, hacer recomendaciones e incluso enviar correos electrónicos personalizados basados ​​en el comportamiento de cada uno de ellos.

 

Un ejemplo interesante es el que vemos contrastando la publicidad tradicional, con la digital; en el pasado, se creaba un panel publicitario para un paradero de transporte público o se producía un comercial para televisión y no existía una forma precisa de medir la efectividad de estas acciones. No se podía saber cuántas personas vieron ese panel o ese comercial a ciencia cierta y mucho menos cuantas personas, como respuesta a esas acciones de marketing, fueron y compraron el producto publicitado. Gracias a la analítica, hoy un video en Facebook, YouTube o Instagram puede decirnos exactamente cuántas personas vieron el video; si esas personas hacen clic en un botón que los lleva a un sitio web, se puede medir qué tan efectivo es el video para generar ventas. Se puede tener detalles como en qué redes sociales las personas vieron el video, en dónde viven o a qué hora del día tuvo la mayor cantidad de visitas y clics ese video. Todo esto permite ajustar y optimizar los planes de marketing, incluso sobre la marcha, para obtener mejores resultados. Saber qué funciona y qué no, hace posible ser mucho más ágil y específico al momento de mejorar y afinar el contenido.

 

La interactividad que nos trajo la transformación digital permite que los sitios web ofrezcan opciones sobre qué información se quiere ver y el orden en que se presentará. Las redes sociales permiten a las personas interactuar con las empresas, obtener respuestas directamente, dejar un “like”, seleccionar favoritos o dejar comentarios. Se puede también interactuar con los anuncios y las transmisiones en vivo, ver a un influencer presentar un nuevo producto, y las personas pueden hacer comentarios, dar sugerencias e incluso recibir respuestas durante la transmisión. Este nivel de “engagement” e interacción no existía antes de la transformación digital.

 

La automatización es otra ventaja de la transformación digital en el marketing, que, combinada con métricas adecuadas, permite un mejor seguimiento del comportamiento del consumidor, se le puede acompañar en su recorrido sin la necesidad de que una persona tenga que estar al pendiente y deba reaccionar según necesite el consumidor en un momento determinado. Hoy, gracias a la transformación digital, cuando se reconocen ciertas variables (datos o acciones), el software puede actuar sobre esas variables para enviar correos electrónicos o respuestas personalizadas al instante, sin necesidad de la intervención de una persona, haciendo más rápida y efectiva una respuesta. Un claro ejemplo de la automatización es el uso de chatbots que actúan como soporte básico de atención al cliente, mejorando el tiempo de la respuesta y los resultados.

 

La transformación digital está involucrada en muchas actividades comerciales y de marketing, y para tener éxito, además de comprender cómo funciona y potencia estas actividades, es necesario que la empresa tenga la tecnología, los procesos y el talento humano para llevarlas a la práctica de manera efectiva.

Volver